A 2 años de la promulgación de la Ley de Fomento OSC de Querétaro: El trabajo continúa

1 de julio de 2024 por
EDDIE ALDAIR MARIN HERNANDEZ

El 2 de mayo de 2022 marcó un hito significativo para la sociedad civil organizada en el estado de Querétaro. En este día, gracias a los esfuerzos incansables del sector, se promulgó la Ley de Fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil estatal.

Esta legislación representa un paso importante hacia adelante al buscar el reconocimiento del incansable trabajo que realizar el sector, así como busca garantizar y promover la participación activa de las organizaciones de la sociedad civil en los asuntos de interés público en Querétaro. Además, busca facilitar la defensa de diversas causas que son fundamentales para el bienestar de la comunidad.

Es alentador ver cómo diferentes actores se han comprometido con analizar el fomento al sector. Por ejemplo, el Índice de Fomento a las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil en México 1 , elaborado por el Dr. Pablo González Ulloa, ofrece una valiosa comparativa a nivel subnacional sobre el apoyo proporcionado por los distintos gobiernos estatales. Este tipo de investigaciones brinda una visión objetiva de los avances logrados y las áreas que requieren mayor

atención en el ámbito local.

Sin embargo, es esencial reconocer que la promulgación de la Ley de Fomento es sólo el inicio de un largo camino hacia el fortalecimiento del sector. Queda mucho por hacer para ampliar y consolidar el apoyo a las organizaciones de la sociedad civil.

Es imperativo que, como sociedad civil organizada, asumamos la responsabilidad de fortalecer este fomento y crear un entorno que no solo reconozca nuestro papel fundamental en la resolución de problemáticas sociales, sino que también promueva y facilite nuestra labor.

Debemos trabajar en conjunto con otras organizaciones, academia, autoridades, etc., para impulsar políticas y programas que apoyen el desarrollo sostenible de nuestras organizaciones y, en última instancia, beneficien a toda la sociedad queretana.

Para lograr un mayor impacto y que sea duradero en nuestra comunidad, es fundamental que las organizaciones de la sociedad civil se unan en un esfuerzo coordinado y continuo. Es momento de fortalecer nuestra voz colectiva, abogar por nuestras causas con determinación y trabajar en colaboración con todas las partes interesadas para construir un futuro más justo y equitativo para todas y todos.

El 2 de mayo de 2022 marcó un hito significativo para la sociedad civil organizada en el estado de Querétaro. En este día, gracias a los esfuerzos incansables del sector, se promulgó la Ley de Fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil estatal.

Esta legislación representa un paso importante hacia adelante al buscar el reconocimiento del incansable trabajo que realizar el sector, así como busca garantizar y promover la participación activa de las organizaciones de la sociedad civil en los asuntos de interés público en Querétaro. Además, busca facilitar la defensa de diversas causas que son fundamentales para el bienestar de la comunidad.

Es alentador ver cómo diferentes actores se han comprometido con analizar el fomento al sector. Por ejemplo, el Índice de Fomento a las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil en México 1 , elaborado por el Dr. Pablo González Ulloa, ofrece una valiosa comparativa a nivel subnacional sobre el apoyo proporcionado por los distintos gobiernos estatales. Este tipo de investigaciones brinda una visión objetiva de los avances logrados y las áreas que requieren mayor

atención en el ámbito local.

Sin embargo, es esencial reconocer que la promulgación de la Ley de Fomento es sólo el inicio de un largo camino hacia el fortalecimiento del sector. Queda mucho por hacer para ampliar y consolidar el apoyo a las organizaciones de la sociedad civil.

Es imperativo que, como sociedad civil organizada, asumamos la responsabilidad de fortalecer este fomento y crear un entorno que no solo reconozca nuestro papel fundamental en la resolución de problemáticas sociales, sino que también promueva y facilite nuestra labor.

Debemos trabajar en conjunto con otras organizaciones, academia, autoridades, etc., para impulsar políticas y programas que apoyen el desarrollo sostenible de nuestras organizaciones y, en última instancia, beneficien a toda la sociedad queretana.

Para lograr un mayor impacto y que sea duradero en nuestra comunidad, es fundamental que las organizaciones de la sociedad civil se unan en un esfuerzo coordinado y continuo. Es momento de fortalecer nuestra voz colectiva, abogar por nuestras causas con determinación y trabajar en colaboración con todas las partes interesadas para construir un futuro más justo y equitativo para todas y todos.

la sombra de arteaga